Área Social

Área de Educación

Área de Participación

Área de Protección Internacional

Últimas noticias

Categorias

Síguenos



A propósito del Día de la Paz…

La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz

Rigoberta Menchú

 

El miércoles 30 de enero se celebró, un año más, el Día de la Paz y la No Violencia. En estos momentos difíciles, en los que la ciudadanía está pasando graves dificultades económicas y nuestro estado de bienestar se ve seriamente amenazado, la palabra paz puede sonarnos vacía, porque parece condenarnos a la resignación y al silencio.

Pero es muy importante que no confundamos paz con inmovilidad. Reivindicamos y creemos en una paz que construyamos entre todos y todas, para lograr una sociedad más justa y solidaria. Especialmente en tiempos de crisis, es imprescindible que no nos dejemos llevar por el desánimo; que nos unamos y trabajemos conjuntamente para defender unos derechos que día a día son recortados en nombre de un supuesto ahorro económico.

No se trata de una utopía. A lo largo de todo el territorio nacional han surgido iniciativas que buscan evitar que muchas personas y familias se vean despojadas de todo aquello que han construido con esfuerzo en los últimos años: la marea verde, que defiende la educación pública; la marea naranja, que protesta contra los recortes que están llevando a cabo las administraciones en los servicios sociales; la marea blanca, que lucha por una sanidad pública y gratuita; stop desahucios, que reivindica el derecho a la vivienda, o la marea roja, que intenta aportar alternativas en materia de empleo.

Es fundamental que nos opongamos con decisión a todas aquellas voces que nos empujan al desánimo y nos intentan convencer de que la pérdida de derechos es inevitable. Esas mismas voces que enfrentan a la ciudadanía, incitándola a creer que hay personas que sobran en tiempos de crisis, y que señalan como culpables de la situación económica a algunos de los grupos sociales más vulnerables.

Creemos que solo saldremos adelante si permanecemos unidos y si nos apoyamos en las numerosas redes de solidaridad que se han formado en el país. Nos negamos a convertirnos en un país que observa con resignación cómo crece el número de personas que toca la puerta de la beneficencia, porque estamos convencid@s de que existen alternativas y que somos capaces de construirlas de forma conjunta.

Problemas…

 

 

 

 

 

 

 

… y soluciones

 

 

 

 

 

 

 

Más información:

Marea verde

Marea blanca

Marea naranja

Marea roja 

Stop Desahucios