Área Social

Área de Educación

Área de Participación

Área de Protección Internacional

Agenda

Síguenos



Calle Elvira, infancia desprotegida

Calle Elvira, infancia desprotegida
Durante esta semana han aparecido distintos artículos en los diarios Ideal y Granada Hoy que recogían las denuncias de vecinos y comerciantes de calle Elvira y Correo Viejo, en las que se expresa la preocupación por la aparición de grupos de menores en esa zona supuestamente dedicados a la venta de droga y a la prostitución. Las noticias se centran en el malestar de los vecinos, que es totalmente comprensible si, como declaran, se ha producido un incremento de la conflictividad en la zona.
No obstante, nos ha llamado poderosamente la atención que no se exprese la misma alarma por la intolerable desprotección de una infancia que, según los propios artículos, es explotada sexualmente y extorsionada para la venta de droga. Desde Granada Acoge venimos observando con gran preocupación cómo está aumentando la vulnerabilidad de los y las menores que se encuentran en situación de desamparo en nuestro territorio, debido a que no reciben una atención apropiada por parte de la Junta de Andalucía, que es la administración responsable de velar por su bienestar. Las deficiencias en la acogida de estos niños y niñas tiene como consecuencia que algunos de ellos terminen durmiendo en la calle y que, como consecuencia de ello, su situación personal se deteriore rápidamente, convirtiéndose en presa fácil de personas dispuestas a aprovecharse de la indefensión de unos chavales y chavalas que no cuentan con ninguna persona adulta que los pueda proteger.
Tanto a nivel local como a nivel autonómico y nacional -a través de la Federación Andalucía Acoge- nos hemos reunido con los responsables técnicos y políticos para abordar esta situación insostenible, pero ninguno de ellos reconoce que exista esta evidente desprotección de la infancia, motivo por el cual no hemos podido obtener ningún compromiso de mejora en la gestión. Incluso existen diversas voces –entre ellas las de la propia presidenta de la Junta de Andalucía- que han planteado como solución el traslado de estos menores a Marruecos, para que sea este país el que se haga cargo de su educación.
Estamos convencidos de que esta indiferencia por el destino de los niños y niñas que migran solos responde a que, en el fondo, la administración los considera un problema que se ve obligada a asumir hasta que cumplan 18 años (momento en el cual consideran que pueden desenvolverse, de la noche a la mañana, de forma autónoma), olvidándose de que merecen el mismo trato, respeto y protección que cualquier otra persona menor de edad. Se trata de jóvenes cargados de los mismos miedos y esperanzas que los demás adolescentes, pero desprovistos de los apoyos necesarios para salir adelante. Han sido totalmente abandonados por nuestro sistema de protección y es urgente que les ayudemos a encontrar un lugar seguro y con oportunidades de futuro en el seno de nuestra sociedad.

Write a comment