Área Social

Área de Educación

Área de Participación

Área de Protección Internacional

Persona empleada. Ni sirvienta ni criada

Campaña de sensibilización para la revalorización del empleo doméstico

 

Por una mejora laboral y social justa para las personas empleadas de hogar y para las que contratan.

 

 

 

 

El envejecimiento de la población, la incorporación de la mujer al mercado de “trabajo formal”, el incremento de personas con dependencias permanentes o transitorias y la insuficiencia de servicios públicos de cuidados, entre otros factores, está provocando una necesidad creciente de personas dedicadas al empleo doméstico. El sector laboral actualmente contiene unas condiciones laborales precarias y se encuentra infravalorado. Las normativas que lo regulan llevan décadas sin revisarse y contienen graves discriminaciones injustificadas: sin derecho a desempleo, sin formalización de contrato exceso de horas de trabajo, indemnizaciones menores, reducción de pagas extraordinarias, sin permiso por lactancia, retribución limitada al Salario Mínimo Interprofesional…entre otros.

El empleo doméstico es el único sector laboral en el que trabajan más personas extranjeras que españolas.

Esta realidad lleva a Andalucía Acoge a desarrollar la campaña de sensibilización ‘EMPLEADA, ni sirvienta, ni criada’ para la revalorización de esta actividad. Esta campaña se encuadra dentro del proyecto Equal Concilia-lo cofinanciado por el Fondo Social Europeo. (Iniciativa comunitaria Equal 2004-2007).

Desde la campaña se exige:

1. Que el empleo doméstico sea reconocido como un TRABAJO, no como una prestación de servicios, ni un régimen de servidumbre.

2. Cambio de denominación: Empleo Doméstico o Empleo en el Hogar, en lugar de Servicio Doméstico.

3. Nueva normativa que regule el sector y que debe integrar:

  • Propuesta normativa laboral que sustituya la actual.
  • Conversión del Régimen especial de la Seguridad social al Régimen General.
  • Compromiso del gobierno, instituciones y entidades para superar el tratamiento del sector comouna ocupación desprestigiada, complementaria y con graves desigualdades de género, para que seaconsiderada como un empleo especializado y profesional.

4. Formaciones específicas y homologadas.

5. Ayudas a la contratación.

6. Prevención de Riesgos laborales.

7. Convenio Colectivo o asimilación al convenio colectivo más afín.

8. Desglose de categorías profesionales según funciones y retribuciones equivalentes.

9. Normativa acorde con la Ley de Dependencia, Ley de Conciliación, Ley de Igualdad, el Sistema Público de Servicios Sociales y las normativas europeas al respecto.

10. Referencia inexcusable a las propuestas de las personas empleadas de hogar, empleadores/as y las entidades vinculadas al sector.

En definitiva, Andalucía Acoge exige que se eliminen todas las discriminaciones explícitas o implícitas en el mercado laboral por razón de sexo, etnia, nacionalidad o religión.